jueves, 12 de marzo de 2009

TEORÍA DE MARÍA MONTESSORI

- Concepción del niño-alumno
Podemos observar que los niños responden a una serie de preguntas con libertad, mientras en otras se les exige un contenido específico.
También realiza solo las actividades de clase, pidiendo ayuda cuando lo necesite. El niño se desenvuelve solo en la sociedad, ya que es un ser activo intelectualmente y se ve reflejado como “explorador en su entorno natural”.
Varios aspectos de la concepción del niño-alumno de María Montessori se ven reflejados en el folleto trabajado.
Montessori nos cuenta, que según su visión, el niño se encuentra en un estado de transformación tanto como corporal como intelectualmente, y es diferente al adulto. Al niño se le considera un explorador ya que aprende haciendo. Por ejemplo: el maestro explica un contenido y manda una actividad relacionada a sus alumnos para que lleven a la práctica lo explicado, y así aprendan.
Aparece en el libro mediante diferentes actividades.

- Papel del maestro-educador:
Varios aspectos de la teoría de María Montessori se ven reflejados claramente en dicho tema, citamos algunos:
El maestro como guía, ya que es el encargado de ofrecer a los alumnos diferentes tipos de actividades y pautas para seguir en una clase. También tiene el papel de observador, porque es él quien debe controlar la conducta de los alumnos… Tiene la responsabilidad de dirigir una clase.
El maestro es muy importante, pero tiene también un papel secundario en algunos momentos, por ejemplo, cuando manda a los alumnos hacer ciertas actividades, les da libertad para que las realicen solos, para luego corregirlas en conjunto. También hay que tener en cuenta que cada alumno tiene su propio ritmo y hay que respetarlo.

- Propuesta didáctica
La propuesta didáctica de María Montessori coincide en algunos aspectos con algunas propuestas que aparecen en el libro.
Montessori cree que el material didáctico debe posibilitar aspectos como: la imitación, ordenación…que aparecen reflejados en el libro en diferentes actividades, por ejemplo: en el cuaderno de cada alumno, que debe tener cierto orden y clasificación y en las actividades teatrales que se proponen.
Defiende que los niños tienen autonomía, hacen las cosas por sí solos, y lo vemos reflejado en los ejercicios que cada uno de ellos realiza individualmente. También pretende crear un ambiente estructurado y ordenado que posibilite el aprendizaje, que también se cumple, ya que el maestro intenta crear un buen ambiente para poder progresar en el aprendizaje (educación).

1 comentario:

  1. Ángela: como ves ya he podido entrar.
    Un saludo
    Francisco Soto

    ResponderEliminar